lunes, 11 de diciembre de 2017

Navidad 2017

Puerta de Alfonso VI
Se cita este nombre en 1770 al reconocerse una casa en el barrio de Santiago del Arrabal, que pertenecía a la parroquia de Santas Justa y Rufina. Parece probable que con el nombre de Puerta Cerrada se designase a la hoy llamada de Alfonso VI. El dato es importante por afectar al tan discutido nombre verdadero de esta puerta que, no se llamaba “Vieja de Bisagra” en el siglo XVIII.

Se ha supuesto por mucho tiempo que la verdadera Puerta de Bisagra era la hoy llamada de Alfonso VI, mientras que la Nueva no existía sino desde 1550. Pero ya el concienzudo investigador don Pedro Román demostró, en forma concluyente, que la llamada Nueva no era sino la auténtica de Bisagra y a la que se refieren las numerosas citas históricas conocidas, siendo la de Alfonso VI tan sólo el postigo de la Granja o Puerta Almaguera. (Fuente: Historia de las Calles de Toledo)

La Puerta de Alfonso VI da acceso al interior del centro histórico de la ciudad atravesando la muralla que la rodea. Su construcción data del siglo X, aprovechando restos de edificaciones previas, ​aunque se le hicieron distintas modificaciones de estilo mudéjar no anteriores al siglo XIII.
 ​
En la época en la que la ciudad estaba bajo dominio islámico, era la entrada principal a la urbe desde la Vega. Más tarde, tras la construcción de la Puerta Nueva de Bisagra, permaneció cerrada abriéndose únicamente para ocasiones señaladas, cayendo así poco a poco en abandono hasta su restauración y reapertura en 1905, siglos más tarde. ​
En cuanto a su tipología y proporciones, esta puerta es muy parecida a la Puerta del Vado. (Fuente: Wikipedia).

Don Basilio Pavón Maldonado, historiador del arte español, profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), hace una completa descripción de esta puerta en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tu comentario...